Ingredientes nocivos en cosmética

15 abril 2015

Seguramente muchas veces habéis oído hablar de si un producto cosmético lleva parabenos, siliconas, derivados del petróleo… Pero os habéis encontrado con el mismo problema que yo: vamos a comprar un producto –buscando que sea muy “natural”– y nos empezamos a leer los ingredientes, o dicho de la manera correcta el INCI; y tal cual empezamos a leer lo dejamos. Está en latín, en inglés, en ruso, en chino pero no en español! Y aunque estuviera en español… yo que demonios sé qué es la trietanolamina!
Que no cunda el pánico. Antes de nada voy a haceros un mega resumen de porque deberíamos usar productos algo más naturales, ecológicos u orgánicos.

Es muy bonito cuando nos venden por televisión que ese champú nos cierra las puntas, nos quita el encrespamiento, nos deja brillo diamante y nos repara el cabello churrascado por culpa de los tintes.
Seamos realistas, ¿creéis que algo completamente natural puede reparar en un único lavado un cabello que ha sufrido durante meses o años? Rotundamente no. Seguro que después de lavarnos con ese producto nos queda un pelo precioso pero creedme cuando os digo que (1) ni es natural (2) ni es sano. Para conseguir ese efecto se emplean muchas siliconas y derivados del petróleo encargados de cerrar la cutícula y dejar un brillo artificial.
Yo considero que un cabello dañado es un cabello que hay que sanar. Más vale realizar un pequeño corte de pelo a tiempo y empezar a usar productos saludables que no poner capa sobre capa de productos químicos sobre nuestra cabellera.

La desventaja de usar productos naturales es que no obtenemos ese resultado inmediato, incluso nos vemos con el pelo más encrespado, con menos volumen o con menos brillo; pero a la larga le estamos dando “un respiro” no solo a nuestro cabello sino también a nuestro cuero cabelludo; y al cabo de un tiempo tendremos el brillo y el volumen natural de una melena sana. Simplemente debemos tener paciencia, eso es todo.

Tanto la caspa como la grasa son procesos defensivos de nuestra piel. Yo siempre he tenido el cabello muy graso, además de fino, liso y sin volumen. Antes usaba los típicos champús anti-grasa, no me duraba el pelo limpio de un día para otro y tenía el cuero cabelludo muy irritado y con picores. Además, debo decir que yo no puedo salir a la calle sin antes haberme duchado y lavado el cabello.
Lavarse el pelo cada día no es malo, siempre y cuando no maltratemos nuestra piel. Yo decidí dejar de usar productos específicos para el cabello graso, total, me lavo el pelo cada día!
¿Sabéis qué? Desde entonces tengo un pelo precioso, cuidado y una cabeza sin picores. Usar productos agresivos para nuestra piel genera el efecto rebote: la piel debe protegerse y se defiende creando un nuevo escudo, en este caso, de sebo.

Es por esa razón que cada vez busco cosas más naturales y me fijo bien en los componentes de algo que va a ir a parar directamente sobre mi piel.

De esos ingredientes que presentan un riesgo para la salud algunos tienen efectos como disruptores endocrinos, sustancias químicas capaces de alterar el sistema hormonal, responsable de múltiples funciones vitales como el crecimiento o el desarrollo sexual: pubertad precoz, cáncer de mama, malformaciones en genitales de bebés, obesidad, diabetes, disminución de la fertilidad, etc.
Las vaselinas y parafinas se emplean en muchos productos cosméticos como sustitutivos de aceites vegetales debido a que son más baratos y la piel los absorbe más rápido. Son poco recomendables para la piel, taponan los poros y además son contaminantes ambientales difíciles de degradar.
Algunos productos como la hidroquinona se emplean para el blanqueamiento de la piel y se utiliza en los tintes para el cabello. Es la causante de disminuir la melanina de la piel aumentando así la exposición solar.
Otros pueden producir dermatitis alérgica. Ciertos ingredientes se consideran incluso neurotóxicos y están clasificados como carcinógenos. Da miedo pensar que incluso algunos se acumulan en los tejidos y se han llegado a encontrar en la leche materna.
Si queréis saber más os recomiendo la página web de Ecoestética belleza consciente. Ahí podréis encontrar muchísima información; yo os facilito un poco la tarea y os pongo aquí la descarga de sus guías.

También quiero aportaros algo muy útil: la lista con todos los ingredientes que presentan un riesgo para la salud, en orden alfabético. Cuando queráis saber si un producto que tenéis en casa o que estáis pensando en comprar presenta en su INCI algún componente nocivo, será tan fácil como darle  a “Buscar” dentro de vuestro navegador (o con el atajo de teclado Ctrl+F) y escribir el nombre del componente dudoso. Pensad que los ingredientes del INCI están ordenados por orden de mayor a menor cantidad. Si el buscador encuentra uno o varios de los ingredientes que estáis buscando y éstos se encuentran los primeros en la lista de ingredientes de vuestro producto... ojo!

Espero haber aclarado un poco las cosas. No dudéis en comentar y compartir!

-eth (todas las que contengan esa terminación)
2-Bromo-2-Nitropropane-2,3-Diol
Acrylamides
Acrylates
Alcloxa
Alcohol denat
Aldioxa
Allantoin (y cualquier otro ingrediente que lo contenga)
Aluminium Chlorhydrate
Aluminium Chloride
Aluminum Chlorohydrex
Aluminum Chlorohydrex PG
Aluminum Fluoride
Aluminum Sesquichlorohydrate
Aluminum Zirconium Triclorohydrex GLY
Ammonium Lauryl Sulfate
Benzalkonium
Benzophenone (seguida de un número)
Boric acid
Butyl Methoxydibenzoylmethane
Butylparaben
Camphor Benzalkonium Methosulfate
Carbomer
Cera Microcristallina
Ceresin
Ceteareth
Ceteth
Cetrimonium
Chloro, bromo, iodo (cualquier ingrediente que contenga estas palabras)
Chlorophernesin
Chloroxylenol
CI 10006
CI 10316
CI 11680
CI 11725
CI 11920
CI 12085
CI 12150
CI 12370
CI 12700
CI 15800
CI 15850
CI 15985
CI 16035
CI 16230
CI 16255
CI 17200
CI 18050
CI 18690
CI 18820
CI 19140
CI 20040
CI 20470
CI 26100
CI 27290
CI 40215
CI 45220
CI 50325
CI 60724
CI 60725
CI 61565
CI 61570
CI 61585
CI 74260
CI 77163
CI 77285
CI 77288
Cyclohexasiloxane
Cyclomethicone
Cyclopentasiloxane
Diazolidinyl Urea
Diethanolamine (DEA)
Diethyl Phthalate
Dimethicone
Dimethiconol
Dimethyl Phthalate
Disodium Laureth Sulfosuccinate
DMDM Hydantoin
Drometizole Trisiloxane
EDTA y todos los ingredientes que lo contengan
Estearamidopropil Dimetilamina
Ethylhexyl Methoxycinnamate
Ethylhexyl Triazone
Ethylparaben
Etilendiamina (derivados cuaternizados)
Formaldehide
Fragance (puede referirse a muchos ingredientes, al no especificarse podrían ser alergénicos)
Homosalate
Hydroquinone
Hydroxy Propyltrimonium Chloride
Hydroxypropyl
Imidazolidinyl Urea
Iodopropynyl Buthylcarbamate
Isopropyl Dibenzoylmethane
MDM Hydantoin
Methylchloroisothiazolinone
Methyldibromo Glutaronitrile
Methylparaben
Monoethanolamine (MEA)
Musk ketone
Nitrosaminas
Octocrylene
Ozokerite
P-Phenylenediamine Sulfate
Paraffin
Paraffinum Liquidum
Parfum (puede referirse a muchos ingredientes, al no especificarse podrían ser alergénicos)
PEG (todos los que contengan esas siglas)
Petrolatum
Phenoxyethanol
Plomo
Polietilenamina (derviados cuaternizados)
Polyehtylene
Polyquaternium
PPG (todos los que contengan esas siglas)
Propylparaben
Quaternium
Selenium sulfide
Sodium Borate
Sodium Laureth Sulfate
Sodium Lauryl Sulfate
Sodium Lauryl Sulfoacetate
Sodium Myreth Sulfate
Thimerosal
Toluene
Triclocarban
Triclosán
Triethanolamine (TEA)

Fuente: Ecoestética belleza consciente.
Image and video hosting by TinyPic


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips