Descubre los secretos de hacer jabón

13 mayo 2015

Parece que a veces nos olvidamos de las viejas costumbres básicamente porque en la actualidad es más fácil ir al supermercado y comprarlo ya hecho.
Antiguamente nuestras abuelas hacían el jabón de lavar la ropa con los restos de aceites y mantecas de la cocina, por lo que la mayoría de vosotros seguro que alguna vez habéis visto un buen taco de jabón en el lavadero de casa de vuestros abuelos y habréis oído que va estupendamente para quitar las manchas.
Razón no le vamos a quitar, lo que pasa es que hoy en día no tenemos tiempo de hacer este tipo de cosas y confiamos más en los productos de supermercado. No es que estos últimos sean peores, ni mucho menos, han habido muchos avances en el sector de los detergentes y los productos para el hogar que nos facilitan la vida enormemente.

También es verdad que a veces el problema no es la falta de tiempo, sino que no sabemos la “receta” para hacer jabón o nos asusta usar sosa caustica.

Hace mucho tiempo aprendí a hacer jabón por varias razones:
Al haber estudiado química y bioquímica lo de mezclar cositas como en el laboratorio me encantaba.
♥ Me interesaba mucho ayudar al medio ambiente reciclando aceite usado y aprender a hacer el jabón de mis abuelos.
Quería poder hacer mis propios jabones personalizados y jugar con los aceites esenciales y las fragancias.

Hoy en este post os traigo los secretos para realizar jabón artesanal mediante saponificación en frío.

Antes de todo quiero diferenciar entre dos tipos de jabones que podemos hacer en casa: el jabón de glicerina y el jabón de aceites.
El primero se trata de un jabón muy sencillín que ya veremos más adelante en otros posts (prometido), pero en pocas palabras se trata de los típicos jabones de “fundir y verter”: compras la glicerina sólida, la fundes al baño maría o al microondas sin que llegue a hervir, le pones colorantes y aromas, y finalmente enmoldas. Son jabones que solidifican al cabo de una o dos horas y se pueden usar inmediatamente sin tener que pasar por un proceso de curación.
El segundo tipo de jabón, el jabón de aceites (o incluso mantecas) se trata de un producto obtenido a partir de una reacción de saponificación. La saponificación es un proceso químico en el cual una grasa (ya sea un aceite o una manteca) reacciona con un álcali (sosa caustica) para dar jabón y glicerina.

Normalmente, la gente piensa que los jabones realizados con sosa caustica son peligrosos precisamente por llevar este último componente, y no es así. Durante la reacción de saponificación la sosa desaparece completamente al reaccionar con las grasas. Lo que obtenemos es una mezcla –de la consistencia de las natillas– de jabón y glicerina, la cual es la que enmoldamos para obtener nuestra pastilla de jabón artesano. Además, cuando preparamos este tipo de reacción solemos poner un exceso de grasas para asegurarnos de que la sosa reaccionará completamente y un pequeño porcentaje de grasas no reaccionará. Este pequeño porcentaje de aceites o mantecas sin reaccionar –que suele ser de un 8% aproximadamente– es lo que denominamos “sobreengrasado”.
El sobreengrasado (SE) es esa pequeña parte de grasas que quedará en exceso, no reaccionará con la sosa –de ahí que sea lo último en añadir a la mezcla– y tendrá la función de aportarle al jabón las propiedades que nosotros deseemos.

Os pongo un ejemplo: si realizáis 1000 gr de jabón con aceite de oliva virgen, aceite de coco, manteca de Karité, sosa caustica y agua; un sobreengrasado del 8% del peso total de la mezcla serán 80 gramos. Es decir, esos 80 gramos no reaccionarán con el álcali durante la saponificación, por lo que yo recomiendo que al pesar todos los ingredientes de la receta apartemos 80 gramos del aceite o manteca que nos gustaría que fuese nuestro sobreengrasado, en este caso podríamos elegir la manteca de Karité por sus propiedades hidratantes, y que cuando hayamos llegado al punto de traza (veréis más adelante a que me refiero) añadamos esos 80 gramos para acabar de mezclar y enmoldar.

EDITO: Fallo mío! He dicho que el sobreengrasado es un exceso de grasas, y se debería calcular no sobre el peso total del jabón sino de una de las dos maneras que os digo a continuación:
1. Sumándo ese porcentaje de sobreengrasado a los aceites y/o grasas.
2. Restando ese porcentaje de sobreengrasado a la sosa (por lo que el agua también variará).
Yo recomiendo que uséis siempre una calculadora de saponificación, en ella podéis poner el sobreengrasado que queréis y os da la receta con todo ya calculado como toca. No obstante, a la hora de mezclar ingredientes, yo sí hago lo de calcular el 8% del total para hacerme una idea de cuanto separar. Es decir, en el ejemplo que os he dado, quizás solo debería separar 55 gr, pero separo 80 gr, de los cuales algo reaccionará, pero no todo. Me curo en salud vaya.

La saponificación puede realizarse de dos maneras distintas: en caliente o en frío. Yo me centraré en el proceso en frío pero quiero aclararos las diferencias.

En el proceso en frío realizamos la mezcla de grasas con el álcali, llegamos al punto de traza y enmoldamos nuestro jabón. Durante el proceso no hace falta aportar calor y una vez el jabón se haya solidificado al cabo de 24-48 horas, procederemos a cortarlo en pastillas –en el caso de que no hayamos usado moldes individuales– y deberemos dejarlo curar durante 30-40 días. ¿Por qué? Por qué como en toda reacción química, el calor acelera las reacciones; en nuestro caso, al no haber aportado un calor extra a la saponificación, nuestro jabón seguirá siendo muy alcalino y durante el tiempo de curación nos aseguraremos de que acabe de reaccionar toda la sosa con las grasas. Pasada la curación podremos usar nuestro jabón tranquilamente.

En el caso del proceso en caliente, realizamos la mezcla de grasas con el álcali, llegamos al punto de traza y calentamos la mezcla durante unas dos horas o más antes de enmoldar. Al aportar calor a la reacción ésta se produce más rápido y toda la sosa reacciona con las grasas. De esta manera, cuando al día siguiente o a los dos días cortamos nuestro jabón (y comprobamos que su pH es neutro mediante tiras medidoras de pH) podemos usarlo inmediatamente sin tener que pasar por un tiempo de curación.

Así, a primera vista, parece que es mejor realizar una saponificación en caliente, pero pensad que para calentar una mezcla alcalina que lleva sosa caustica debemos tomar muchas más precauciones y es posible que al no controlar los tiempos de la reacción no nos quede un jabón como nos gustaría.

La saponificación en frío, aún siendo un proceso en el cual debemos tener mucho cuidado al manipular la sosa caustica, es mucho más sencilla a mi parecer; y si tenemos algo de previsión podremos soportar tranquilamente los tiempos de curación.

Puesto que hay cosas que es mejor ver en directo que en fotos, hoy os traigo un vídeo. Mi primer vídeo! Que vergüenza por dios! Os meteré en mi cocina para que veáis los entresijos de la fabricación del jabón; no obstante, aquí os explicaré igualmente todos los detallitos, trucos y cosas que se me puedan ocurrir y que quizás se me haya olvidado mencionar en el vídeo. Por favor, leeros detalladamente todo lo que viene a continuación del vídeo; está redactado sin las prisas ni la vergüenza del directo y con mucha paciencia y amor. Además, os pondré abajo la receta con las cantidades que he usado en el vídeo.


Lo primero de todo es tener materiales seguros y de buena calidad. Muchos pensaréis que comprando la sosa caustica del supermercado es suficiente. Yo os recomiendo que mínimo vayáis a una droguería, y si queréis hacerlo realmente bien, pasaros por la página web de GranVelada. La sosa caustica debe ser de gran pureza, cuanta más pureza mejor reacción de saponificación, y precisamente ellos tienen del 99%. Yo uso la de ellos y no la cambio por nada, no me ha dado ningún problema.

En cuanto al agua, por favor, siempre siempre siempre usad agua destilada o desmineralizada. No sirve el agua de botella y mucho menos la del grifo. Estáis realizando una reacción química, y aunque lo estéis haciendo en la cocina de vuestra casa, no va a ser menos química por eso. La sosa caustica debe reaccionar únicamente con la grasa, y al comprarla en polvo o en perlas debe ir diluida en una solución, en este caso agua. El agua debe ser pura, porque sino la sosa reaccionará con los minerales o partículas que tenga el agua en lugar de reaccionar completamente con las grasas. Hacedme caso y os quitaréis quebraderos de cabeza.

Los aceites y las mantecas. Hacer jabón de oliva es barato, aunque debéis emplear siempre aceite de oliva virgen; pero las propiedades de un jabón de oliva son “normalitas” y no pueden compararse con las de un jabón que quizás lleva manteca de Karité, aceite de aguacate, aceite de almendras dulces, aceite de argán…
¿Cuál es el problema? Que esos aceites no los vais a encontrar en el supermercado, y si venden algo parecido no serán “simples aceites” y en su composición tendrán conservantes y otras monerías. Os recomiendo la misma página que os he dicho hace un momento. En GranVelada tienen una barbaridad de variedad de aceites y mantecas, veréis aceites que ni siquiera sabíais que existían (como el aceite de pepita de uva), los venden en muchos formatos, no hace falta que compréis garrafones de litros, y su servicio al cliente es un amor. Me encanta hacerles pedidos a ellos porque sé que como muy tarde me llega al cabo de un par de días, y depende de la cantidad de dinerín que te gastes en su tienda online puedes elegir un regalito!

Receta de jabón que aparece en el vídeo
234 gr aceite de oliva virgen
(El 8% SE serán 40 gr 28 gr, podéis apartar por ejemplo la manteca de Karité y no echarla inicialmente a la mezcla)
Nota: si queréis añadir un conservante para que el jabón os dure más tiempo podéis añadir vitamina E (1% del peso total del jabón).

Siguiente paso. Vamos a fabricar jabón.
Recomendación #1
Jamás de los jamases os pongáis a realizar jabón con prisas. Esto es un arte a la que hay que dedicarle tiempo y cariño. Las prisas no son buenas y muchos menos trabajando con productos químicos.
Recomendación #2
Preparaos todos los ingredientes y pesadlos. Si son mantecas que debéis derretir ayudaos con el microondas (de minuto a minuto a potencia media) o al baño maría. Tenerlo todo listo es indispensable.
Recomendación #3
Compraos un termómetro de cocina o uno para este tipo de reacciones. Necesitáis comprobar las temperaturas de los aceites y de la disolución de sosa caustica.
Recomendación #4
Usad mascarilla, gafas de protección y guantes. Si podéis hacerlo en un lugar ventilado mejor que mejor, sino abrid ventanas y encended el extractor de humos.
Recomendación #5
Pesad el agua y la sosa por separado. Al realizar la mezcla de ambos, echad la sosa sobre el agua, NUNCA al revés. Cuidado, saldrán vapores tóxicos y la mezcla llegará a los 80ºC ella solita, sin aplicar nada de calor (se trata de una reacción exotérmica). Dejad que se enfríe, yo me ayudo poniendo el recipiente con la disolución encima de un acumulador de frío del congelador o lo meto en una olla con hielos para que le baje la temperatura más rápido. Lo ideal son 40ºC.
Recomendación #6
Si los aceites los tenéis a temperatura ambiente, calentadlos un poquito para que lleguen a tener la misma temperatura que la disolución alcalina; no es recomendable que estén a temperaturas muy diferentes. Si la disolución de sosa se os enfría a menos de 40ºC, no calentéis los aceites.
Recomendación #7
Antes de proceder a mezclar los ingredientes, apartar un poco de aceites o mantecas para el sobreengrasado. Calculad un 8% del peso total de todos los ingredientes del peso de aceites y grasas, no hace falta que sea exacto. Aprovechad para poner en el sobreengrasado los aceites esenciales y los colorantes que queráis usar (algunos colorantes se pueden echar directamente en la traza). Si no apartáis el sobreengrasado no pasa nada, los aceites que no reaccionarán serán una pequeña parte de la mezcla que habéis realizado. Eso sí, acordaos de añadir los aceites esenciales a la traza, no antes.
Recomendación #8
La cantidad recomendada de aceites esenciales suele ser de entre un 3% y un 5%, yo en mis recetas os pondré un 3% pero podéis incluso echar menos; no obstante, con un 3% obtendréis muy buena fragancia y propiedades. Tened en cuenta que durante la curación el medio alcalino degrada parte de los aceites esenciales y las fragancias, si ponéis muy poca cantidad puede que el cabo de un mes vuestro jabón no huela a nada. Id probando! Podéis usar fragancias, éstas proporcionarán únicamente olor, pero no propiedades. También mencionaros que no es recomendable echar los aceites esenciales a temperaturas superiores de 60ºC, no queremos que se degraden o evaporen.
Recomendación #9
Para los jabones de aceite recomiendo como colorantes las micas naturales, buscad en la tienda que compréis el que más os conviene.
Recomendación #10
Cuando ya lo tengáis todo, echad la mezcla de sosa con agua sobre los aceites y batid con la batidora de cocina, primero a velocidad baja y luego id subiendo la velocidad. Llegaréis al punto de traza cuando la mezcla tenga la consistencia de las natillas: al sacar la batidora y caer gotas, se verán las marcas de las gotas. En este momento, echad el sobreengrasado y mezclar un poco más con batidora o con una espátula.
Recomendación #11
Una vez hayáis llegado al punto de traza, NO OS DURMÁIS EN LOS LAURELES! Id rapidito para enmoldar; la mezcla se solidifica a veces tan rápido que podéis quedaros con la batidora ahí clavada sin poder sacarla!!
Recomendación #12
Algunos aceites esenciales aceleran mucho la traza, es decir, es echarlos y rápidamente eso empieza a cuajar! De ahí la recomendación #11.
Recomendación #13
Si usáis moldes de madera, forradlos con papel sulfurizado (el de horno vaya). Los mejores son los de silicona, son muy cómodos si no vais a hacer quilos y quilos de jabón. El que uso en el video es este y es perfecto para sacar un lingotito de 500 gramos, que da para unos 5 jabones de 100 gramos. Cuesta un pelín desmoldarlo, por lo que es mejor que el jabón esté bien endurecido (esperad 48 horas). Un truco es forrar con papel sulfurizado las paredes y la base antes de echar la mezcla para una vez endurecido, ayudaros con el papel para desmoldarlo.
Recomendación #14
Una vez la mezcla esté en el molde, tapad con film transparente de cocina y abrigad con trapos el molde para que la temperatura no baje bruscamente. Este paso es muy importante. Arropad vuestro jabón como si de un bebé se tratase!
Recomendación #15
Esperad un mínimo de 24 horas para desmoldar vuestro jabón y cortarlo. Ojo! Yo recomiendo que si usáis moldes de silicona esperéis 48 horas. Tampoco esperéis días si debéis cortarlo en pastillas porque se endurecerá tanto que os será imposible. A las 24-48 horas será sencillo de cortar debido a que tendrá la consistencia de la mantequilla recién sacada de la nevera. También os digo que alguna vez lo he sacado demasiado pronto y he tenido que pegar trozos como si de plastilina se tratase. Usad guantes!!!
Recomendación #16
Durante todo el proceso (preparación de la sosa, reacción, enmoldado y corte) no uséis recipientes ni moldes de aluminio, reaccionan con la sosa!

ADVERTENCIA#1: Usad siempre las cantidades exactas que os pongo aquí, una variación en la cantidad de gramos utilizados podría hacer que quedase algo de sosa sin reaccionar e hiciésemos un jabón perjudicial para la piel. Por ejemplo, si queréis hacer el doble de jabón multiplicad por dos.
ADVERTENCIA#2: Si no tenéis un ingrediente no lo sustituyáis por otro así sin más. La razón es simple: las cantidades de cada receta están calculadas según los índices de saponificación de cada grasa. No se emplea la misma cantidad de sosa para saponificar un aceite de oliva virgen que para saponificar una manteca de Karité, la cantidad de ácidos grasos en cada uno es distinta, por lo que también será distinta la cantidad de sosa necesaria para cada uno.
ADVERTENCIA#3: El aceite de oliva reciclado está única y exclusivamente destinado a jabones para lavar la ropa o superficies, NUNCA para nuestra piel. Además, el índice de saponificación de un aceite de oliva virgen es distinto al del aceite de oliva virgen reciclado. Más adelante os pondré alguna recetita para hacer jabón para la ropa y aprovechar esos restos de aceite usado que nos quedan después de cocinar.

Problemas o dudas que os pueden surgir:
Si os aparece durante la curación un polvito blanco sobre la superficie de los jabones, se trata de ceniza de sosa. No pasa nada, una vez pasada la curación, si al comprobar el pH éste es correcto, podéis probar pulverizando o lavando con un poquito de agua el jabón y dejarlo secar.
Otra cosa sería que el jabón tuviese manchas blancas en lugar de ese polvito suave por encima. Si se trata de manchas blancas puede ser debido a que haya un exceso de sosa o que el agua utilizada sea muy dura. De ahí que os recomiende el agua desmineralizada y que repaséis la receta muy bien!!
Si notáis que la mezcla se os separa y parece que se ha cortado, siempre podéis echar un poquito de agua destilada y calentar en una olla sin que llegue a hervir; sacar la mezcla y volver a batir. Esto es como la mayonesa, quizás se puede salvar y quizás no.
Si seguís los pasos correctamente y al llegar a la traza vais rápido para verter la mezcla en el molde no deberíais tener ningún problema.

Para cualquier duda, consulta o aclaración podéis dejar un comentario por aquí, en las redes sociales o enviarme un e-mail a bonjourmagique@gmail.com. Estaré encantada de atenderos!

Image and video hosting by TinyPic

39 comentarios:

  1. Hola Beatriz,
    Impresionante artículo ¡Felicidades! Nos has dejado boquiabiertos con lo bien explicado que está todo.
    Hemos compartido el artículo en redes sociales para que lo lea más personas que estén interesadas.
    https://www.facebook.com/hacerjabon/posts/1049100211776106
    Para cualquier cosilla, nos tienes a tu disposición.
    Muchas gracias por seguirnos.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a vosotros!! Que alegría más grande que os haya gustado. La semana pasada precisamente me llegó vuestro pedido; en breve habrá más vídeos en el canal de YouTube. Espero que os gusten! Un saludo!!

      Eliminar
  2. Hola!!! Muchas gracias por tu aportación, saludos

    ResponderEliminar
  3. Infinitas gracias por lo generosa en compartir tus conocimientos!!. Tengo una duda, puedo batir con la misma máquina que uso en la cocina??... Si es así, cómo se lava para que no quede con sosa??.

    Saludos desde Chile 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa! Yo bato con la misma que uso en la cocina; únicamente cuando acabes de utilizarla, aconsejo que todo lo que haya tocado la sosa le eches un poco de vinagre por encima. El vinagre es un ácido y neutraliza en parte el efecto alcalino de la sosa. Yo lo que hago es llenar con agua y algo de vinagre el bol y meter ahi la pieza de la batidora. Lo dejo un rato y luego bajo el chorro de agua (y aun con guantes en la mano) hago q se despegue gran parte de la mezcla. Yo tengo lavavajillas, si tienes perfecto, lo metes ahi y ya está; sino, lavalo bien a mano con suficiente gel y asegurate que no queda ni un poquito de mezcla en algún rinconcito. Espero haberte ayudado! Un besazo guapísima!

      Eliminar
    2. Un gusto saludarte otra vez bella!. Gracias por tu respuesta, me ha quedado clarísimo :D... Leí tu post sobre las etiquetas y el de las 50 cosas sobre tí, muy entretenido conocerte...y obvio, ya me suscribí a tu blog ;).
      Un abrazo gigaaante!

      Pd. Me diste el empujoncito que necesitaba para animarme a hacer mis propios jabones, soy vegana y andaba buscando opciones de cosmética natural y cruelty free n.n

      Eliminar
    3. Me alegra muchísimo que yo sea la responsable de ese empujoncito!! Pronto mi canal de youtube tendrá más vídeos y seguro que hago más recetitas de jabón. Verás que en el momento que empiezas a hacer jabón te entra la locura y quieres hacer más!! Yo tengo tantos jabones hechos que no da tiempo a gastarlos jajaja. Pero bueno, como regalitos la gente los agradece también, sobretodo cuando son así de naturales y hechos por uno mismo. Cualquier cosita que necesites ya sabes. Estoy por aquí para vuestras dudas. Besines!!

      Eliminar
  4. Amiga cuando enseñaras hacer jabones de glicerina?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Es algo que tengo pendiente! Los jabones de glicerina son muy sencillitos de hacer, básicamente porque son de "fundir y verter". A ver cuando hago un vídeo y os lo subo al canal! Un besote!

      Eliminar
  5. Encontré tu vídeo en youtube y me encantó (sobre todo porque no confiaba mucho en la calculadora de saponificación mendrulandia); en especial quiero felicitarte porque explicas muy bien y como en el video sugeriste visitar tu blog, aquí vine y resolví todas las dudas que tenía sobre los remanentes de basicidad. Me suscribiré a tu canal, te voy a seguir en fb y twitter (sin que parezca stalkeo) y a ver que más aprendo por aquí. En serio, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti! Qué ilusión saber que me hago entender y que os gusta! Intentaré subir algún vídeo más, no sólo de hacer jabón, sino de más cositas. Este blog es muy plural! Un besado muy grande!

      Eliminar
  6. Muchas gracias por la explicación, me aclaró muchas dudas! Espero que puedas subir otras opciones de otros jabones, y más videos. Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Espero más adelante hacer algún vídeo más o quizás subiros aquí alguna otra recetita. Como ves el blog es de temas muy variados! Espero verte por aquí a menudo. Un saludo!!

      Eliminar
  7. Hola!! gracias por toda la info que has dado, yo me pregunto como puedes comprobar que el ph del jabon es correcto cuando ya esta hecho como dices al principio de "problemas y dudas"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usando tiras reactivas de pH, las venden incluso en Amazon. Mojamos un poquito la superficie del jabón y restregamos un trocito de la tira en esa zona. El color del papel variará, si sale un azul muy oscuro podremos comprobar que el pH está alrededor de 9, y por tanto, aún es alcalino. Necesitamos que la tira quede en un tono verdoso, que en la cajita veremos que corresponde al pH 7 (neutro). - See more at: http://bonjourmagique.blogspot.com.es/2015/10/hacer-jabon-artesanal-resuelve-tus.html#sthash.X2VoCKdz.dpuf

      Eliminar
  8. Hola, me encanto, aunque aún tengo como un poco de miedo de hacerlo, espero pronto intentarlo. Tengo es una duda en cuanto a querer usar otros tipos de aceites, si quisiera algo así como de oliva, almendras, coco, karite, cómo se que cantidad de cada uno? Estuve usando la calculadora que pusiste, pero no se si pueda simplemente colocar los gramos que quiero usar de cada uno, así a ojo (como decimos por acá)... Espero una ayuda! Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Tu puedes añadir en la calculadora los gramos que quieras de cada aceite siempre y cuando los valores de dureza, acondicionado, etc, den todos alrededor de 50 (normalmente se ponen en verde). Te aconsejo otro post que tengo sobre el sobreengrasado que te irá muy bien para resolver otras dudas 😉 Un saludo!!

      Eliminar
  9. Hola, estoy encantada de encontrarte y conocerte. Estoy empezando hacer nos propios jabones, empecé por el de lavar la ropa liquido para lavadora, de este ya hago tandas de hasta 100 litros, para tenerlo para tiempo.
    Ahora estoy tratando de aprender recetas cosméticas. Me podrías pasar algunas recetas, para pieles blancas ha que se cortan ahora con el frío mi hijo y yo somos rubios y solo con el aire frío ya se nos nota.y otra recetita para mi marido que tiene piel grasa.
    Mi prima me ha pedido un jabón pues tiene acné en la frente y ya lo ha probado todo y no se le va.
    Me encantaria que me pasaras las recetitas de jabones pues es dificil encontrarlas con lis ingredientes bien calibrados.
    Un abrazo y perdona por ser tan extensa.

    ResponderEliminar
  10. Hola, me gustaría saber por qué no puede emplearse para lavar la piel un jabón que ha sido elaborado con aceite reciclado... Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Desiree! El aceite reciclado tiene un índice de saponificación distinto al aceite de oliva virgen. Podría usarse para la piel pero no es recomendable; piensa que lo mejor para la piel no es un jabón que proviene de un aceite que se calentó en la cocina, quitandole propiedades al aceite y destruyendo enlaces de ácidos grasos. Con aceite reciclado tendrás un jabón que "limpia", pero no podemos esperar que acondicione e hidratre la piel. Además al haber usado ese aceite en la cocina, de la misma manera que coge olores también coge propiedades de lo que haya estado en contacto, como los oleatos. No es lo mismo emplear un aceite limpio que maceramos con romero, caléndula, etc; que un aceite usado que empleamos para freir sardinas. Aunque el olor acaba desapareciendo durante la saponificación, no es lo más óptimo para la piel. Espero haberte ayudado! Un saludo!

      Eliminar
  11. Muchísimas gracias Beatriz por el video y artículo tan bien explicado es impresionante, gracias de nuevo por compartir, un saludo

    ResponderEliminar
  12. hola Beatriz, recien estoy leyendo tu blog, veo muchas sencillez y a la vez profesionalismo en tu didactica, muchas gracias, se nota eres una persona amplia y con deseos de ver a la gente -que ni siquiera conoces- progresar

    Abrazos Blanca Ugarte-Quiroz

    ResponderEliminar
  13. Buenas tardes estoy fascinada con tu video y sobre todo con tus explicaciones. una pregunta puede hacer jabones usando solo un aceite como por ejemplo aceite de coco o siempre tiene que llevar aceite de oliva???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes usar los aceites que quieras siempre y cuando todos los valores de la calculadora de saponificación cuadren y no sea un jabón perjudicial para la piel. Te aconsejo que entres en mi canal de YouTube donde en ese vídeo contesto muchas cuestiones sobre el tema ;) Un saludo preciosa!!

      Eliminar
  14. Hola
    Muchas gracias por estas informaciones, mas queria que me sacaras de una duda,cual es la mejor forma de esperar la cura total del jabon, al aire libre??? o el jabon protegido??, agradeceria por una respuesta,,, Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Yo normalmente los pongo en una bandejita tapados con un trapo de algodón y los dejo en un lugar fresco y seco. En mi caso lo dejo en mi lavadero que es exterior ;)

      Eliminar
  15. Amiga que gusto encontrarte, felicidades por ser tan comunicativa hay personas q no comparten sus secretos y tu no solo los compartes si no los explicar con detalles, yo ya hago jabón para el uso de mi familia pero no me quedan tan espumosos como puedo resolver eso?.. Y el aroma no perdura...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa! Para aumentar la espuma yo suelo poner aceite de coco. Te aconsejo que emplees la calculadora de saponificación de la página Mendrulandia (búscala en Google). Con la calculadora puedes ir cambiando las cantidades de aceites y ver cómo te varía la espuma, la dureza, el acondicionado, etc.
      En cuanto al olor, si empleas aceites esenciales en un 3-5% respecto al peso total del jabón y los añades en el sobreengrasado a una temperatura máxima de unos 40 grados aprox, no deberías tener problema con que desaparezcan en la curación.
      Un saludo!!!

      Eliminar
    2. Ok mi vida gracias por responder tan rápido y tan especifico!! Abusando de ti pregunto que hacer para q el champo también fabricado por mi al usarlo me quede el cabello mas sedoso me queda limpio mas no manejable y suave... Si tienes alguna recetita buena me la haces llegar!! Soy de Mérida Venezuela y seguro debes saber la terrible situación q estamos viviendo mas con los productos de higiene!! Yo hago jabón champo crema dental desodorante ect, pero estoy muy lejos de q me quede súper bien pero Herrando se aprende jejeje.. Un abrazo dios te bendiga siempre!!

      Eliminar
    3. Pues ya haces más cositas que yo! A ver, champú no he probado a hacer pero sí es verdad que el jabón natural puede hacer que queden restos de jabón en el cabello. Uhmmmm.... Has probado aclarar el cabello con vinagre? El vinagre neutraliza los restos de jabón, igual que se puede usar en la lavadora como suavizante, también deja el cabello brillante. Si lo aclaras bien luego con agua no huele el cabello a vinagre. Si ves que funciona puedes hacerte una botellita de vinagre (o vinagre algo diluido, es ir probando) con unas gotitas de aceite esencial, para que deje un buen olor. Para más recetas te recomiendo el foro de Mendrulandia. En esa web si te registras y buscas, hay muchas preguntas ya contestadas, y sino, puedes formularla y allí hay verdaderos expertos jaboneros. Espero haberte ayudado! Ya me dirás si te funciona lo que te comento! Un besote!

      Eliminar
  16. Hola Beatriz! te he conocido a través de youtube, excelente video, muchísimas gracias.
    Queria tu opinion sobre si merece la pena utilizar materias primas bio para realizar jabón, ya que al mezclar con la sosa sube mucho la temperatura los aceites y pierden propiedades.
    Muchísimas gracias por tu aporte, excelentes artículos en el blog. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! A ver, aunque suba la temperatura, si la mides correctamente, no tiene porque pasar de los 40 grados. Una cosa es que la sosa llegue a 80ºC y otra es que la uses a esa temperatura, que no debes; siempre hay que esperar a que se enfríe un poco. Por lo tanto, si la reacción la haces a 40ºC (bastante cercana a la temperatura corporal e incluso a temperatura ambiente en algunos lugares en verano) puedes emplear tranquilamente materias primas bio. El tema bio ya no sólo es mejor para nuestra piel, sino también para el medio ambiente, piensa que normalmente el cultivo de esas materias se hace de manera más controlada y sostenible, así respetamos un poquito más la naturaleza.
      Espero haberte ayudado. Un saludo!!

      Eliminar
  17. Buenas tardes Beatriz, soy nueva en la elaboración de jabones de aceite (todavía no he hecho el primero), quisera saber si el sobreengrasado se calcula por el peso total de los aceites, si quiero un SE del 8% tengo que calcularlo solo de los aceites? Ejm.: Si el total de mis aceites es de 682 el 8% sería 54,56. Mi otra duda surge a partir de que solo quiero que el SE sea del aceite de almendras y en mi fórmula solo agrego 21gr. tengo que incluir parte de los demás aceites para llegar a 54,56?.Gracias, Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un post donde lo explico todo: https://goo.gl/8m7oLm

      Eliminar
  18. Buenas tardes Beatriz, soy nueva en la elaboración de jabones de aceite (todavía no he hecho el primero), quisera saber si el sobreengrasado se calcula por el peso total de los aceites, si quiero un SE del 8% tengo que calcularlo solo de los aceites? Ejm.: Si el total de mis aceites es de 682 el 8% sería 54,56. Mi otra duda surge a partir de que solo quiero que el SE sea del aceite de almendras y en mi fórmula solo agrego 21gr. tengo que incluir parte de los demás aceites para llegar a 54,56?.Gracias, Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Hola! Gracias por enseñarnos. La preparación de sosa y agua, puse hielo en lugar de agua, y me quedó muy fría y la volví a calentar para subir a 40! Y los aceites estaban bien a 40, bajo y todo bien y los puse en el molde y a la 1/2 hora se enpezaron a cristalizar en el centro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las 24h como ves el jabón? Lo has podido desmoldar?

      Eliminar

Blogging tips