Hacer jabón artesanal: resuelve tus dudas acerca del sobreengrasado

21 octubre 2015

El otro día me enviaron un mensaje para preguntarme acerca del sobreengrasado del jabón. Me hizo pensar mucho y decidí editar el post Descubrelos secretos de hacer jabón (lo editado está marcado en rojo o tachado, es fácil de ver).

Mi contestación a ese correo electrónico fue súper larga, ya sabéis que me gusta explayarme explicándoos bien las cosas. Es por esa razón que decidí hacer un único post acerca del sobreengrasado del jabón.

Es más bien una entrada sobre las dudas que os surgen, cómo lo hago y por qué lo hago así. Si queréis saber más sobre la saponificación en frío, me remito al post que os he mencionado más arriba donde está todo explicadito mucho mejor.

Allá voy.

La saponificación es una reacción en la cual los aceites y grasas reaccionan con un álcali (sosa caustica) para dar glicerina más jabón.

El sobreengrasado es la cantidad de aceites y grasas que no reaccionan con la sosa para que ésta quede como reactivo limitante; es decir, durante una reacción de A+B=C, el reactivo que esté puesto en menor cantidad será el que se acabará antes, y por tanto, el que finalizará la reacción.
Si yo en A+B=C pongo mucha menos cantidad de B, cuando B se acabe, A ya no tendrá con quien reaccionar, por lo que A quedará de sobras. Estas sobras son para nosotros el sobreengrasado.
Su propósito es que A (nuestros aceites y grasas) queden en exceso para asegurarnos de que toda la sosa se ha consumido y no será dañina para nuestra piel.

Hay dos maneras de calcularlo:
1. Sería sumando un 8% al peso total de nuestros aceites y grasas.
2. Sería restando ese 8% al peso de la sosa y el agua
¿Qué es lo que hago yo?

Yo uso SIEMPRE una calculadora de saponificación como esta de aquí.

¿Por qué?

Primero, porque ahí están grabados todos los índices de saponificación de todos los aceites que podríamos usar del gran listado que tienen.

Segundo, porque tú mismo puedes variar el porcentaje de sobreengrasado que quieres e incluso la concentración de la propia sosa (yo ese valor no lo suelo tocar tanto, es más complicado de explicar). El sobreengrasado sí lo suelo tocar, por ejemplo para realizar un jabón de uso doméstico que me interesa que limpie bien, le pongo un sobreengrasado de 0% o incluso negativo. No me interesa que hidrate ni que sea emoliente, me interesa que limpie.

Tercero y el más importante, puedo ver antes de hacer mi jabón que características tendrá en cuanto a limpieza, espuma, dureza, acondicionado, etc. Eso implica que si al meter mi receta en la calculadora alguno de mis valores está alejado del número 50 o sale en rojo, puedo ir "toqueteando" y añadiendo de aquí y de allá para conseguir un jabón perfecto.

¿Está claro entonces? Si calculamos a mano debemos tener mucho ojo. Para que sea más fácil calculad un 8% de más de algún aceite o manteca que os guste y ya está. En la calculadora que os he enlazado he visto que varían el sobreengrasado en la sosa y el agua, es decir, le restan ese 8%.
Si os soy sincera, NUNCA calculo a mano, me fio completamente de esta calculadora; mi piel es muy valiosa y un mal día con malas matemáticas lo podemos tener cualquiera.

Ahora bien, ¿qué hago cuando tengo las manos en la masa y voy a proceder a mezclar ingredientes?

Si tenemos A+B=C
siendo A mis aceites X+Y
siendo B mi sosa y agua
siendo C mi jabón

Tenemos: (X+Y)+B=C

Por lo tanto:

1. Podemos añadir X, Y y B a la vez hasta obtener C. Sabemos que parte de X y parte de Y no reaccionarán, pero no podemos controlar cuál de ellos o que proporción de ellos no reaccionará.
2. Podemos añadir X y B y dejar Y para el final (porque Y es una manteca maravillosa que queremos que hidrate nuestra piel). X y B reaccionarán hasta gastarse dando C, por lo que al añadir Y no quedará nada de B que pueda degradarla. Nuestra manteca Y es la que no se saponificará, pertenecerá a C y estará dentro de C, será la encargada de que C sea más hidratante y de que no quede nada de B.

En el primer caso, lo mezclamos todo y no dejamos ningún aceite o manteca especial para el sobreengrasado. Ojo! Eso no quiere decir que no lo hayamos tenido en cuenta. Al calcular nuestra receta hemos tenido en cuenta ese 8%, pero “no hemos elegido” cual de nuestros aceites o mantecas será el que no reaccione. Mezclándolo todo conseguimos que “lo que no reacciona con la sosa” será una mezcla de todos los aceites y mantecas que hayamos añadido.

En el segundo caso, hemos calculado a cuanto equivaldría ese 8% de aceites y grasas, y los gramos que nos han  salido los hemos quitado del aceite o manteca que nos gustaba más por sus propiedades.

EJEMPLO

Os pongo un ejemplo con una receta:
271 gr de aceite de oliva virgen
68 gr de aceite de coco
45 gr de sosa caustica
116 gr de agua desmineralizada

Esta receta ya está calculada con un 8% de sobreengrasado. Ahora bien, cómo procederemos a mezclar los ingredientes:

1. En el caso de que no nos interese en especial ninguno de nuestros aceites, lo mezclaremos todo hasta llegar a la traza y enmoldar. Lo que no reaccionará será un poco de aceite de oliva, o un poco de aceite de coco, o un poco de ambos, no lo sabemos porque no podemos controlarlo.

2. Si sumamos la cantidad de aceite de coco y de aceite de oliva tenemos 339 gr de aceites. El 8% de 339 gr es 27,12 gr, redondeando: 27 gr. Si quiero que mi jabón tenga más propiedades del aceite de coco, no querré que éste se degrade totalmente en la saponificación por lo tanto, 27 gr de los 68 gr de aceite de coco los apartaré para el final. De esta manera mezclaré:

271 gr de aceite de oliva virgen
41 gr de aceite de coco
45 gr de sosa y 116 gr de agua (ojo! Siempre se prepara la disolución de sosa y agua antes!).
Al llegar al punto de traza, añadiré los 27 gr restantes de aceite de coco, los cuales ya no reaccionarán con la sosa y mantendrán sus propiedades.

¿Qué es lo que suelo hacer yo?
Yo calculo a “grosso modo” un 8% del total del peso del jabón. Es decir, si sumamos todos los ingredientes de la receta obtendremos 500 gr de jabón. El 8% de 500 gr es 40 gr. Mi sobreengrasado real es de 27 gr, pero yo aparto 40 gr. ¿Por qué?

Porque a veces me he encontrado que algunos aceites esenciales aceleran la traza tanto que no me ha dado tiempo ni a enmoldar. Por lo que si añado el sobreengrasado con un exceso de aceites que aún tiene que reaccionar, más los aceites esenciales que los carga el diablo... puedo remover un poquito más para que todo se mezcle bien sin que se me quede la batidora ahí clavada sin poder sacarla. De la otra manera, si añado todos los aceites y dejo el sobreengrasado "bien calculado", puedo encontrarme que al añadir según que aceite esencial me cuaje la mezcla demasiado rápido.

Como os digo, es mi manera de hacerlo. Ni está bien ni está mal. De momento no he tenido nunca ningún problema y mis jabones han curado bien y han tenido un pH perfecto. Al fin y al cabo, los ingredientes son los que son, lo importante es que la receta esté bien calculada.

Hacedlo de la manera “correcta” y probad. Si sabéis de antemano que el aceite esencial que vais a emplear acelera la traza, probad lo que hago yo. Todo esto es práctica, práctica y práctica.

Finalmente, todo jabón que se realice mediante saponificación en frío debe tener un tiempo de curación mínimo de 1 mes. Pasado este tiempo, debemos comprobar si su pH ya es neutro. ¿Cómo? Fácil. Compramos tiras reactivas de pH, las venden incluso en Amazon. Mojamos un poquito la superficie del jabón y restregamos un trocito de la tira en esa zona. El color del papel variará, si sale un azul muy oscuro podremos comprobar que el pH está alrededor de 9, y por tanto, aún es alcalino. Necesitamos que la tira quede en un tono verdoso, que en la cajita veremos que corresponde al pH 7 (neutro).

Y eso es todo! ¿Qué os ha parecido? ¿Lo habéis entendido bien?

Un besote amores!
Image and video hosting by TinyPic Suscríbete

6 comentarios:

  1. Gracias a Beatriz haré mis propios jabones!! En Venezuela cada dia se complica comprar jabones!
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  2. Estuve buscando bastante por la web información para hacer mis propios jabones y la verdad es que tu página es la mejor! Pude sacarme muchas dudas y entender con mas claridad otras tantas cosas. Sería genial que subas otros videos con nuevas ``recetas`` o formulas para otros jabones! Desde ya que estas en mis favoritos y voy a seguirte para leer todos los posteos nuevos! Muchas gracias desde Argentina!!

    ResponderEliminar
  3. Beatriz, hace tiempo que estaba averiguando sobre el SE y tu lo has explicado excelente...mis saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  4. muchísimas Gracias me sirvió de mucho ... c:

    ResponderEliminar
  5. Me encanto tu explicacion, la entendi muy bien. Gracias saludos

    ResponderEliminar
  6. Beatriz,

    Muchas gracias por la explicación ,me queda muy claro

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Blogging tips