Haz tu propia corona navideña en muy pocos pasos

09 diciembre 2015

¿Ya habéis decorado la casa? ¿Habéis colocado el árbol de Navidad? El otro día os comentaba en Instagram que nos la hemos jugado y hemos decidido colocar un árbol de Navidad. Sí, así, a lo loco, con dos gatos!

Hace un par de años tuvimos uno que era súper grande y bonito, el cual duraba menos que un telediario gracias a Sora y Connor, mis dos gatunos re-decoradores. Ese árbol pasó a mejor vida, se nos partió mientras lo montábamos la última vez, por lo que Sora y Connor se quedaron sin juguete navideño. Lástima.

Este año, después de buscar algo de información, decidimos comprar un árbol natural. Lo sé, muchos estaréis pensando que es un sacrilegio que corten un árbol para esto, es lo que pensaba yo! Pero si en los países nórdicos lo hacen, será por algo no? Pues eso, que me informé.

Los árboles que nos venden en los mercadillos navideños o en los viveros han sido plantados específicamente para dicho fin. Mientras estos árboles crecen se encargan de limpiar la atmósfera respirando el dióxido de carbono y llenando el aire de oxígeno limpio. Al finalizar la Navidad hay lugares que se encargan de recoger todos estos pinos o abetos para emplearlos como compost natural, e incluso, si tu árbol natural tiene raíces y lo has ido regando y cuidando bien, pueden llevárselo para volverlo a plantar. Ahora bien, un árbol artificial se fabrica mediante un proceso industrializado, el cual contamina el medio ambiente. Es verdad que al ser de plástico lo podemos “reutilizar” si lo cuidamos y guardamos bien cada año; pero oye, que me ha parecido una buena idea la de contribuir un poquito con el medio ambiente ahora, con lo natural, lo de toda la vida. Total, yo cuidé y guardé con cariño mi árbol de plástico y me duró únicamente dos años.

Bueno, a lo que iba, después de hablar de medio ambiente, de árboles y de cositas naturales, hoy os traigo un DIY híper molón!

Ya podéis salir corriendo a los mercadillos navideños y comprar las flores típicas como el eucalipto (qué bien huele por dios!), que hoy os enseño a hacer una corona navideña!!

Si tenéis animales en casa, ojo con este tipo de plantas, con lo inofensivo que parece el eucalipto es venenoso para nuestras mascotas, así que cuidadito! Eso no significa que no podáis hacer nada, yo he puesto mi corona de navidad en la puerta de la calle, lejos de mis gatos.

Allá vamos! Qué necesitaremos:
Plantas de navidad tipo eucalipto, muérdago, etc
Unas tijeras de podar
Un aro de metal, madera, cartón… Lo dejo a vuestra imaginación, yo he usado un bastidor de madera para telas que tenía por casa
Alambre o cordón
Lazo


Es muy sencillo. Cortamos las ramitas que más nos gusten y hacemos ramilletes pequeños que ataremos con nuestro cordón o alambre.


Yo he realizado seis ramilletes de eucalipto con esa plantita de las bolitas rojas; y otros seis ramilletes únicamente de eucalipto.



Una vez tenemos los ramilletes hechos simplemente debemos ir atándolos alrededor del aro. Si no tenéis un bastidor de madera ni ningún aro de metal, que no cunda el pánico! Podéis utilizar una percha de esas finitas metálicas, haced un aro con ella; u otra opción es cortar un aro de cartón y reforzarlo con cinta americana.




Disponed los ramitos con amor y gracia; y una vez tengáis toda la corona rellena, haced una bonita lazada y … voilà! Una preciosa corona para decorar vuestras puertas!

¿No es preciosa?


Pensad que podéis hacerlo incluso con plantas artificiales (yo ando maquinando ya alguna cosita) y que podéis utilizar piñas, ramitas de canela, trocitos de fruta desecada…
¡Qué ganas de ver vuestras coronas DIY! Si os animáis a hacerlas, compartirla en las redes y etiquetadme!!

¿Qué os ha parecido el DIY de hoy?
Ya queda nada para Navidad, TIC TAC TIC TAC.
Besotes!!


Image and video hosting by TinyPic Suscríbete

2 comentarios:

Blogging tips